POEMAS Por SANDRA MARTÍN GARCÍA

Camina…
Camina ya ventrílocuo
Barajaste entre cartas de vientre
Un mentir oblicuo
Las pestañas teñían las barbaries
Acicaladas tras el desplome
Hablabas, ventrílocuo
Desde tu alma en paralelo
Y yo me guiaba por tu mirar
Sotas…
Caballos de reyes
Putas de antaño…
Por el regalo entero y eterno
No me perdonaste el embuste
Silbabas, guiñabas, desfigurabas
Y desfigurada en tu juego
Recité un haiku
Una bendición
Un enjambre de guerras
Cosidas en los tutes
En los tutelares tuteos
Tanteos…
Y tres lenguas más tarde
Decidiste perder
Ventrílocuo
Con las copas.

………………………………………………………..

Fellini arrastraba un carromato de dioses
Y yo me perdía entre las metáforas
Tantas caídas estelares
Los cortes de edición me rendían
Abarcaba tres ojos
Abrazaba mil maldiciones
Enjuagues gástricos
Sodomía de imagen
Hasta un día perderme
Y querer ser cine.

………………………………………………………..

¡Mira!
No creo en los milagros
No creo, de veras
Creo en la masturbación
Creo en el eco
En el vacío
En la noche y el día
Creo en las concesiones
En las bulas
Tangibles
Palpables por tantas manos esclavas
Antaño creía en el rezo
En la misa
En la Iglesia
En la sesga política de Altazor
Creía en los comensales
En las formas
En Picasso y Dalí
En el pan de éste…
En el vino de aquél…
En Cristo
Imagen…
Y después semejanza

Y de vuelta me he quedado vacía.

Anuncios